Prensa

Nuevo capítulo de “CONOCE A TU GUARDAPARQUE

Una muy interesante entrevista realizamos a través de Radio Fundación Áreas Protegidas, donde conocimos el arduo trabajo y la intensa y comprometida labor de Mario Alegría, guardaparque del Parque Nacional Cerro Castillo.

Bajo la conducción de Camilo Catalán periodista de nuestra fundación dimos el vamos a nuestro nuevo podcast dedicado a conocer a las y los guardaparques de las distintas áreas protegidas de Chile. Datos, recomendaciones y vivencias son algunas de las historias que podrás escuchar en este primer capítulo.

La conversación comenzó con las razones y motivos que animaron a nuestro invitado, a formar parte del cuerpo de guardaparques de CONAF, entre las que destacan “toda una vida al aire libre” y la voluntad de aportar desde su posición con un “granito de arena” a la difícil tarea de “cuidar y conservar”.

Luego siguió con la descripción de las variadas labores que Mario desempeña en el parque, entre las que destacó el monitoreo de huemules, especie bandera de nuestra fauna que se encuentra en categoría de conservación en peligro.
Según el conteo de especies realizado este año en el Parque Nacional Cerro Castillo, la población de huemules alcanzó un número de 110 ejemplares, “Población que es la más grande de la región y por qué no decirlo de Chile”, destacó nuestro invitado, quien también destacó que el resultado de esta labor “fue producto de un arduo e intenso trabajo de patrullajes terrestres y carreteros donde se recorrió más del 70 por ciento de la unidad, que posee 140.500 hectáreas.

Importante señalar y de acuerdo a información proporcionada por CONAF el Parque Nacional Cerro Castillo se encuentra en etapa de reapertura, pudiendo recibir visitantes de lunes a domingo en horario de 08:30 a 17:30 SOLO por el día ya que el camping se encuentra cerrado. Por otro lado durante el mes de diciembre solo estará disponible el sendero Parada hasta el Neozelandés ya que el sendero Las Horquetas se encuentra cerrado. Quienes deseen visitar el parque deben hacerlo previa reserva a través del portal https://welcu.com/conaf/ .

No te pierdas el primer capítulo de “Conoce a tu Guardaparque” un nuevo Podcast dedicado a visibilizar el rol y trabajo de nuestros Guardaparques chilenos, síguenos y escúchanos en Spotify.

VOLVER AL BOSQUE : La medicina que tu cuerpo y mente necesitan (redacción Tamara Cárcamo)

Cada vez que nos regalamos un paseo por el bosque, le damos salud a nuestro cuerpo físico, pero ojo, no sólo nuestro cuerpo se nutre de la riqueza del bosque si no que también lo hacemos espiritual y emocionalmente.

¿Sabes que son los baños de bosque? ¿Has oído hablar de ellos?

Los baños de bosque o baños de naturaleza son una práctica nipona con fines terapéuticos , que nace con el objetivo de ayudar a las personas a reconectarse con nuestro entorno natural, mismo que con el avance de la tecnología desde la década de los 80 y sumado a una rápida y creciente modernidad, hizo que se comenzara a evidenciar en las personas efectos adversos provocando ansiedad, depresión y diversas molestias que muy lamentablemente con el paso del tiempo se han ido extendiendo en todo el mundo y mucho más hoy día en plena pandemia.

La práctica de Shinrin-Yoku se ha posicionado como una excelente práctica de terapia alternativa y cuyo principal valor radica en su accesibilidad ya que se puede practicar no solo en un área protegida de gran extensión si no que también se puede realizar en un parque urbano, en el jardín de tu casa, una plaza o incluso junto a una planta que tengas en tu hogar.

Estudios científicos indican que la realización de un baño de naturaleza nos proporciona un shock de vitalidad, impactando positivamente en nuestra salud física y mental potenciando nuestro sistema inmunológico y que en palabras simples nos proporciona un poder restaurador.

» El contacto con la naturaleza ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico y baja las hormonas del estrés y presión arterial «.
Un baño de bosque consiste es disfrutar del entorno natural a través de una caminata relajada y silenciosa, conectando con todo lo que ahí sucede, escuchando el sonido de los árboles al moverse con el viento, disfrutar del canto de las aves, respirando profundo y sintiendo el aroma del bosque.

Después de sólo 15 o 20 minutos podrás ver que ya se perciben importantes cambios tales como reducción de la presión arterial y niveles de ansiedad, notarás como mejora tu estado de ánimo y podrás ver que se reduce considerablemente el nivel de estrés.

Hace poco estuvimos en Puerto Varas recorriendo sus alrededores y conocimos dos lugares muy a la mano para la práctica de esta actividad, se trata del Monte Calvario que cuenta con un sendero de dificultad baja ideal para recorrer con niños y adultos mayores. Al llegar a su cima te sorprenderás con la hermosa vista a la ciudad desde donde se aprecia el Lago Llanquihue y los volcanes Osorno y Calbuco.

Otro pulmón verde de la ciudad es el Cerro Phillippi que cuenta con varios senderos demarcados especialmente para peatones los que se pueden recorrer fácilmente disfrutando de su tupida vegetación, en él encuentras arrayanes y helechos entre variadas especies de árboles y arbustos además de un hermoso bosque de pinos.
No puedo explicar con palabras lo que significó realizar ese baño de bosque en éste lugar y sentir el olor dulce y fresco del bosque húmedo tras una lluvia sureña que nos acompañó ese día, sin duda un regalo maravilloso.

«Desconexión y contemplación, poner atención en los cientos de detalles que nos entrega el entorno natural sea éste un bosque, un río o el mar»

Ya lo sabes, si quieres comenzar este 2021 conectándote con la naturaleza y tu yo interno, regálate un baño de bosque, donde sea que estés, siempre encontrarás el lugar perfecto, eso sí, no olvidando tomar las precauciones y medidas sanitarias que ya conocemos por la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.